Bogotá Colombia puede convertirse en una gran experiencia, pero como cualquier viaje, necesita algo de preparación. Antes de emprender una aventura maravillosa por la capital colombiana, considerada como uno de los destinos turísticos más importantes del país, debes saber que visitarás una ciudad en la que convergen todas las culturas del país y muchas del extranjero, así que prepárate para ver y escuchar todas las voces y probar todos los sabores enla que ha sido considerada como el corazón de los Andes, la Atenas suramericana y la capital mundial de la bicicleta.

 

¿Por dónde comenzar? Primero, prepárate para un clima impredecible. Por su cercanía al Ecuador, Bogotá no tiene estaciones sino temporadas de lluvia y de sequía. De marzo a mayo y de octubre a noviembre se dan las temporadas de lluvia, coincidiendo con la primavera y otoño boreales. Oficialmente, la temperatura promedio es de 14 grados centígrados. Aunque Bogotá no registra temperaturas extremas ni estaciones durante todo el año, es importante te prepares para todos los climas.

 

Si vas a visitar la ciudad por primera vez, ten en cuenta que si bien Colombia tiene playas en el Caribe, ninguna de ellas está cerca de Bogotá. La ciudad está a 2.600 metros de altura por lo que es posible que enfrentes fuertes vientos y lluvias, así como bajas temperaturas en la noche. No te preocupes: aquí el sol también quema fuertemente, y en temporadas de vacaciones, especialmente entre diciembre y enero, Bogotá logra calentarse hasta casi los 25 grados centígrados. 

¿Cómo moverse en Bogotá? Bicicleta, bicicleta, y más bicicleta.

 

Si se trata de tu primera visita, tienes tiempo y quieres recorrer una ciudad maravillosa, verde, limpia, ecológica, sin generar tráfico y cuidando de tu salud, vas a amar a Bogotá en bicicleta. En la capital hay más vías dedicadas a las bicicletas que en cualquier otra ciudad de América Latina: se trata de 518 kilómetros de ciclorrutas. Puedes encontrarlas todas en estos sitios web, y alquilar una bici es muy fácil visitando estos sitios. También hay planes para recorrer la ciudad histórica y miles de actividades para disfrutar de la infrastructura que se creó para disfrutar de la ciudad pionera en ciclorrutas en el mundo. 

 

¿Tienes prisa? Busca los buses rojos de TransMilenio.

 

Transitan por unas troncales definidas y hay estaciones en todas las grandes avenidas de la capital colombiana. Si encuentras buses azules, se trata del SITP, un sistema que atiende prácticamente todos los barrios y pequeñas calles de Bogotá. Puedes subir a ellos comprando tu entrada en las estaciones de Transmilenio o en puntos autorizados de venta, y si disfrutas del servicio y te decides a usarlo múltiples veces lo ideal es comprar la tarjeta Tu Llave, que puedes recargar las veces que quieras. Hay un punto de recarga en el Aeropuerto El Dorado y los demás puntos de recarga los encuentras en el sitio web de TuLlave.

 

Si se trata de salir en la noche, los taxis amarillos de la ciudad son una alternativa poco costosa y todos cuentan con taxímetros que miden la tarifa que deberás pagar. No te recomendamos montarte en un taxi que no tenga taxímetro, y siempre es mejor que confirme el precio de la carrera con la tabla que encontrará en el asiento del pasajero.

 

En 2018, Alcaldía de Bogotá creó un sistema de tabletas que, al estilo de otros sistemas como Waze, te muestra la ruta que debe tomar el automóvil y cuánto te va a costar. Se espera que todos los taxis tengan estas tabletas próximamente.

 

3 cosas que debes saber para moverte bien en Bogotá

 

1. Compra la tarjeta Tu Llave en el punto del Aeropuerto El Dorado, en una estación de Transmilenio o en lugares autorizados. Te permitirá usar todos los buses del sistema de transporte público.

 

2. No tomes taxis por la calle, especialmente en la noche. Es mejor utilizar un servicio de llamadas o una ‘app’.

 

3. Aprovecha los 500 kilómetros de ciclorrutas con los servicios de bicicletas de alquiler que existen en distintos puntos en Bogotá.

 

Salud en Bogotá: recomendaciones esenciales 

 

Bogotá está muy bien dotada de espacios y recursos para cuidar de la salud de sus turistas. Tenemos 22 hospitales públicos y 20 Centros de Atención Prioritaria en Salud (CAPS) en todas las localidades. Si necesitas ayuda, en cualquier momento puedes marcar la línea gratuita de atención de emergencias y ambulancias, desde cualquier teléfono local, al 123.